El sistema fertilizador Extreme 4250 es utilizado en la refuncionalización de máquinas que utilizan productores y contratistas.

Syra continúa aportando su tecnología para reconvertir equipos usados y transformarlos en fertilizadoras autopropulsadas.

Los productos que fabrica la empresa de Noetinger (Córdoba) fueron elegidos por el concesionario Oitana y utilizados en la refuncionalización de una máquina Pla.

Se trata de una pulverizadora autopropulsada de botalón delantero, cuya estructura fue aprovechada para convertirla en fertilizadora al voleo.

Tras ser desarmada por completo a fin de hacer la restauración mecánica, se volvió a armarla para utilizarla como equipo autopropulsado.

Se le montó la tolva de fertilización Extreme 4250 de Syra, que ofrece una capacidad total de 6.000 kilos (4.250 litros) y que, en este caso, provee un ancho de labor de 36 metros.

De esa manera, los productores que necesitan nutrir a sus cultivos y los contratistas que está agregando el servicio de fertilización, cuentan con una alternativa para llegar a una máquina autopropulsada.

Escanea el código